¿Son buenas las bebidas isotónicas?

bebidas isotonicas

Las bebidas isotónicas fueron hechas para actuar como hidratantes y ayudar a la reposición de electrolitos a causa de las pérdidas que pueda sufrir el organismo.

¿Qué son las bebidas isotónicas?

Su denominación se debe a que están compuestas de azúcares y minerales que están disueltos en un agua semejante a la que se puede encontrar en la sangre, lo cual resulta sumamente ventajoso, ya que al contar con esta característica, es fácilmente absorbida por el intestino yendo a la sangre con bastante velocidad y ayudando a mantener las funciones digestivas y la hidratación.

Son conocidas también por el nombre de bebidas deportivas, ya que es donde se consumen habitualmente.

Además, estas bebidas se hicieron en un principio para los deportistas, ya que ellos al realizar jornadas de ejercicio intenso y prolongado tenían una gran pérdida de minerales por medio del sudor y la respiración, por otro lado, si estas actividades se llevan a cabo en lugares de intenso calor o con un clima con temperaturas elevadas, se aumenta la pérdida de sudor y, por lo tanto, se hace más necesaria esta bebida.

El componente que más se encuentra en estas bebidas es el agua, el cual repone los líquidos perdidos y además sirve como un agente para diluir los demás elementos. También poseen hidratos de carbono, como azúcar, teniendo un nivel de unos 6% a 9%.

El azúcar que más se utiliza en estas bebidas son la fructosa, maltosa, glucosa y sacarosa.

¿Por qué tomar este tipo de bebidas?

En el siguiente artículo te dejaremos las razones por las cuales debes tomar bebidas isotónicas.

Como mencionamos anteriormente, uno de los beneficios por los cuales debes tomar estas bebidas es que hidratan el organismo, lo cual es de vital importancia cuando existe una pérdida excesiva de líquido, ya sea por sesiones de ejercicio intenso o por otras razones como cuando las personas sufren diarrea, lo cual provoca que se deshidraten.

Por otro lado, son excelentes para reponer la energía perdida gracias a los carbohidratos que poseen y que contribuyen a que la glucosa llegue al torrente sanguíneo, por lo que los músculos pueden usarla como energía.

Además el daño muscular que puedas sufrir se verá reducido dado que durante las primeras sesiones de ejercicio los músculos sacan la energía de las reservas que tengan de glucógeno, después, utilizan proteínas como reemplazo para seguir teniendo energía, por lo tanto, las bebidas prevendrán los daños que pueda sufrir el músculo.

Dado que los ejercicios intensos acaban por agotar toda la energía, con la ayuda de las bebidas isotónicas ya no sufrirás esa sensación de cansancio, lo cual se produce porque el cuerpo, al sentir reducidas las reservas de glucógeno sanguíneo y muscular, envía una alarma al sistema nervioso, alertando de esto.  En este caso, las bebidas isotónicas son de gran ayuda.

Por medio de las bebidas isotónicas podrás tener una recuperación mucho más rápida cuando hayas practicado ejercicios intensos.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el alto consumo de estas bebidas no ayuda mucho al organismo, teniendo incluso serias desventajas para este, de igual manera, consumirla en cantidades más bajas de las necesarias hará que la recuperación de los líquidos perdidos sea casi nula.

Es necesario conocer cuánta energía perdemos en cada ejercicio y así poder beberlas sin preocuparnos de que nos hagan daño o de que no consigamos ningún beneficio.

Para consumir estas bebidas, se recomienda hacerlo en sorbos pequeños de manera continua. También si se puede tomar antes de realizar la actividad física será mucho mejor para el organismo, ya que aportarán en una sola vez cantidades de azúcar y agua que ayudarán a este cuando comencemos a hacer ejercicio.

Si son consumidas de manera rápida y de una vez, puede provocar una distensión gástrica,  esto es debido a la cantidad ingerida, además de que genera una mala sensación que puede afectar a la actividad física. También sus beneficios son mejores si la bebida llega al intestino de manera pausada.

Si se toma antes de realizar la actividad, el rendimiento será mucho mejor. En cambio, si bebes durante el ejercicio se impide que se agoten las reservas y repone elementos y líquidos para mantener el rendimiento.

Ahora, si se bebe al terminar la actividad, lo que hace es reponer todos los elementos que se usaron durante esta.

Sin embargo y como estas bebidas están orientadas a personas que se ejercitan con intensidad, no es recomendable para las personas que no practican ningún tipo de deporte y que exige consumir este tipo de bebidas, por lo que es mejor para ellas limitar el consumo a agua dado que los elementos que pierden son pocos a diferencia de los que entrenan durante tiempos más prolongados y con mayor energía. Por lo tanto, las bebidas isotónicas tienen sus ventajas si son consumidas con prudencia y en las condiciones necesarias, hacerlo de manera equivocada lo único que producirá será efectos molestos en el organismo de quien la consuma.

Related posts

Leave a Comment