Comprar semillas autoflorecientes para tener un cultivo en casa

semillas autoflorecientes

No cabe duda de que comprar semillas autoflorecientes para tener un cultivo propio de marihuana están en auge, y son muchas las personas que a causa de su facilidad de cultivo, se animan a tenerlas.

¿Qué necesito para cultivar semillas autoflorecientes?

Si quieres tener tu propio pequeño cultivo de marihuana lo primero que debes hacer asegurarte de que tienes todo lo necesario para hacerlo:

  • Vas a necesitar de semillas autoflorecientes las cuales puedes comprar fácilmente, incluso en línea, son muchas las páginas web en las cuales puedes hacer un pedido de estas semillas.
  • Kit de germinación que generalmente puedes conseguirlo en el mismo lugar en el que compres las semillas.
  • Una cubeta con capacidad entre los 19 y los 57 litros que tenga agujeros en el fondo que sirven para hacer el drenado, y asegúrate que esté completamente limpia. Te en cuenta que entre menos capacidad más pequeña será la planta.
  • Sustrato de buena calidad, vas a necesitar la cantidad suficiente como para llenar las tres cuartas partes del cubo.
  • Finalmente vas a requerir de una bombilla por cada 5 plantas que cultives, aunque si lo vas a ser en el exterior esta no es necesaria.

¿Cómo cultivar semillas autoflorecientes?semillas autoflorecientes de marihuana

  • Una vez tengas todo lo necesario puedes empezar con la germinación de la planta con el kit de germinación que compraste, estos kits facilitan mucho el trabajo.
  • Deberás colocar el sustrato en el cubo y asegurarte de que este esté lleno como mínimo al 75% de su capacidad, pero si puedes conseguir llenarla hasta el 95% será mucho mejor. Una vez el cubo este lleno agrega mucha agua, esta parte del proceso es conocida como lixiviado y debe hacerse para poder garantizar que la planta tenga un medio de cultivo totalmente húmedo, ya que si quedan zonas secas en el sustrato las raíces no serán capaces de crecer.
  • El siguiente paso es hacer un agujero en el centro del sustrato, este debe ser lo suficientemente grande para que quepa la longitud del brote, enseguida debes plantar de manera muy cuidadosa la semilla asegurándote de que parte de arriba del brote o de la semilla, se encuentre por encima del tope máximo del sustrato.
  • En caso de que tengas el cultivo en el interior, el paso siguiente es la iluminación. Deberás colocar la bombilla a una distancia de entre 15 y 25 centímetros, lo suficientemente lejos para que la planta no se queme o sobrecaliente; deberás tener un ciclo de iluminación, este puede ser de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad, el cual debes conservar durante todo el tiempo que dure el proceso.
  • Finalmente deberás hacer un control de tu planta, de vez en cuando mete un dedo en el cultivo, si notas que está seco entonces riégalo cuantas veces sea necesario. Resulta también muy importante que mantengas el ciclo de iluminación todo el tiempo de forma estricta.

Aproximadamente 10 o 14 semanas después de germinar las semillas autoflorecientes la planta ya tendrá cogollos recubiertos por cristales, lo cual indica que es momento de cosechar la planta. Para esto deberás cortar todas las hojas que estén alrededor de los cogollos y secarlas en un lugar oscuro pero bien ventilado para que se produzco moho, una vez estén secos podrás decidir si curarlos.

Related posts

Leave a Comment