¿Qué es un climatarian y cómo puedo serlo?

¿Qué es un climatarian y cómo puedo serlo?

Cuando ya no entras en la disyuntiva de comer o no carne y piensas elegir tus alimentos en función a lo que sea menos perjudicial para el planeta, te estás convirtiendo en un climatarian. Esta clasificación anglicista engloba a quienes quieran tener una alimentación respetuosa con el medio ambiente y va ganando adeptos alrededor del mundo.

 Ni vegano ni omnívoro; ¿cómo puedo ser un climatarian?

En este artículo te contaremos de qué se trata este movimiento y qué puedes hacer para convertirte en un Climatarian.

Características de un climatarian

Imaginemos que llegamos a un mercado en el que las opciones abundan y hay una amplia variedad de productos elaborados bajo diferentes normas, más o menos comprometidas con el medio ambiente, ¿qué buscaría allí un climatarian?

Un climatarian piensa en la salud del planeta como si fuera su propia salud, intentando cuidar al medio ambiente de la misma manera que se cuida a sí mismo.

Características de un climatarian

Es por eso que en situación de compra, un exponente de esta corriente priorizaría alimentos a granel, marcas que fomenten la reutilización de envases y frutas y verduras de estación, que no hayan crecido en invernaderos.

Es que al ser climatarian entiendes que con el cambio en tus hábitos alimenticios puedes aportar beneficios ambientales que mejorarán la calidad del planeta, incluso cuando no eres un productor que, utilizando métodos anti ambientales, seguramente dañe al planeta mucho más que tú. Una forma de reforzar el concepto de que el cambio de paradigma comienza por nosotros mismos.

Diferencias entre climatarians y veganos

Un vegano consume únicamente frutas, legumbres y verduras y comprende a la faena y consumo de carne como un asesinato indiscriminado de animales que daña el ecosistema. El climatarian por su parte no restringe al máximo el consumo de ningún producto, sino que busca que su producción sea sostenible.

Bajo este concepto el climatarian no consumirá frutas y verduras que no respeten el medio ambiente, por ejemplo, si una manzana viene envuelta en un envase de plástico, esta ya no respeta las normas de cuidado del planeta que el climatarian defiende.

Asimismo cuando una verdura no se encuentra en estación y es traída de otra parte del mundo, la emisión de gases producida por el efecto invernadero del transporte hará que el climatarian prefiera no comerla, asunto que los veganos quizás no tienen tan en cuenta.

¿Un climatarian come carne?

Contrariamente a lo que podemos pensar el climatarian come carne. Pero no creamos que come todo tipo de carne en todo momento, sino que buscará raciones de carne, cerdo o pollo que procedan de una ganadería extensiva, así como también consumirá pescados capturados mediante una pesca sostenible.

El climatarian está al tanto de que uno de los alimentos que contribuye al cambio climático es la carne y fundamentalmente la de ternera, ya que estudios de nutrición develaron que producir un kilo de carne vacuno equivale a 31 kilos de dióxido de carbono y de que el 14,5% de los gases del efecto invernadero son responsabilidad de la ganadería, además de ser la causal del 92% de los gases de amoníaco que afectan los suelos.

Por todos estos datos es que el climatarian, si bien no descarta la carne, apuesta a un consumo responsable y a una reducción drástica del mismo. Por ejemplo, al saber que la producción y consumo de carne vacuna produce estos niveles de contaminación, estos prefieren en cambio comer cerdo, cuya producción contamina 5 veces menos que la de carne de vaca, o pollo, que afecta hasta 8 veces menos.

Además, ante estos casos también nacen nuevos tipos de falsa carne enfocada al veganismo, como es el caso de la heura. Que aplica nuevos aspectos a los hábitos alimenticios.

¿Qué debo cambiar en mi vida para ser un climatarian?

Debes recordar que la base fundamental del climatarianismo es que tu salud y la del planeta van juntas, por lo tanto los productos que elijas para tu consumo son los que te definirán.

Siempre es bueno y refrescante tomar un buen zumo de naranjas, pero resulta que en verano estas no crecen, por lo que deberías reemplazar  ese cítrico por un zumo de uvas, tomates o fresas, entre otras frutas de estación.

El agua resulta un recurso indiscutible para cualquier corriente alimenticia, pero si esta llegara a tu mesa en botella de plástico, pide un vaso con agua de grifo. De la misma manera que si te predispones a beber cerveza en algún local, exige que el vaso no sea de plástico.

¿Qué debo cambiar en mi vida para ser un climatarian?

En un restaurante también puedes marcar la diferencia preguntando tanto a camareros como a cocineros la proveniencia de los alimentos que consumas y hasta puedes llegar a plantearte la sostenibilidad de utilizar productos farmacéuticos a toda costa o incluso de viajar.

El tiempo y la dedicación a la hora de buscar y seleccionar alimentos, sorteando los obstáculos que la producción en masa impone será uno de los factores fundamentales para convertirte en un buen climatarian. El apuro con el que se vive en los tiempos que corren hace que sea muy difícil elegir con propiedad qué consumimos, por lo que es conveniente detenerse y tomarse el tiempo necesario para llevar una vida al ritmo climatariano.

Esta corriente es consciente de que las decisiones que tomemos hoy, por más pequeñas que parezcan en relación con la población mundial, afectarán de buena o mala manera a las próximas generaciones.

Cada gesto cuenta y por más que lo que podemos hacer desde nuestros hogares parezca diminuto frente a las grandes industrias contaminadoras, es todo una cuestión de moral. El cambio empieza por cada uno.

Related posts

Leave a Comment