¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

Uno de los problemas más grandes que tenemos en algunas ocasiones es el cambio de hora, bien sea que hayamos ido de visita a otro país o nuestro gobierno decidió hacer un ajuste por cualquier extraño motivo.

Veamos todo lo referente al cambio de hora y cómo nos afecta

Somos unos animales de costumbres, así que al estar habituados a un determinado horario se nos hace muy complicado cambiar lo que ya teníamos agendado y planeado. Sin embargo no queda más que adaptarse.

cambio de hora en el mundo

Nos sentimos más cansados

Esto es lo primero que puede que suceder, nos sentimos cansados cuando se produce un cambio de esta magnitud, especialmente a las primeras horas de la mañana o al finalizar el día.

Recordemos que el cuerpo se activa es con la luz del sol, así que con este cambio de horario es muy probable que a la hora que siempre nos levantamos aún esté oscuro o no tenga tanta claridad al abrir nuestros ojos, dándonos ganas de dormir más.

El problema aquí no es levantarse cansado sino permanecer en este estado por todo el día, afectando nuestras actividades diarias.

Cada persona tiene su reloj interno que va regulando nuestra energía dependiendo de sus costumbres y tareas diarias. Al hacerle una modificación al horario pues solemos tener problemas al principio.

¿A quién le afecta más?

Esta es una pregunta más que interesante, ya que hemos visto como hay personas que sufren más que otras cuando se produce un cambio en el huso horario. Debido a las rutinas que tienen las mujeres suelen verse afectadas mucho más que los hombres.

Desafortunadamente, el sexo femenino aún hace muchísimas tareas domésticas y de paso en muchas ocasiones trabajan al mismo tiempo, de tal forma que al retrasar el horario al menos en una hora se ven mucho más agotadas que los hombres.

Esto lo podemos comprobar cuando llegan a la menopausia, ya que comienza una fluctuación hormonal que afectará tanto a su sueño como el estado de ánimo.

¿Cómo me puedo adaptar?

La buena noticia es que siempre hay una solución para todos los problemas, especialmente cuando se trata de esta índole.  La ciencia ha dado muchos consejos durante toda la historia para ir adaptando nuestro organismo para estos cambios tan complejos.

cambio de hora cansancio

Veamos cómo podemos aceptar este cambio sin morir en el intento:

No lo hagas bruscamente

No busques dormirte tan rápidamente una vez que llegue la hora del sueño, intenta retrasarlo al menos durante unos quince minutos. Esto es igual para despertarte. Retardar el lapso por ese tiempo hará que te adaptes con el paso del tiempo.

En menos de una semana verás que todo será como antes.

Evita las siestas

Cuando nos sentimos muy cansados es normal que a mitad de día busquemos tomar una siesta para compensar nuestro agotamiento. Te recomendamos que evites esta práctica si quieres adaptarte rápidamente al cambio.

De no ser así tu reloj interno seguirá alterándose, haciendo mucho más difícil el proceso, especialmente si duermes en horarios que no tenías planteado anteriormente.

Aprovecha el sol

Si el ajuste horario se produce en el invierno, trata de aprovechar las pocas horas de sol que hay en el día para que te toque en la piel. Con el tiempo verás que te ayudará a procesar el nuevo horario.

Ejercítate

Nunca dejes de pasar muchos días sin hacer deporte, así estés muy cansados. La recomendación es que lo hagas a mitad de tarde para llegar a final de día con buena energía.

Posteriormente te darás cuenta que descansarás mucho más placenteramente.

¿Por qué se producen los cambios de hora?

Cada país hace estos cambios debido a situaciones con el Ecuador, en el cual los gobiernos consideran que deben hacer estos ajustes para una mejor productividad y descanso de la población.

Sin embargo en nuestro país hemos tenido dos épocas horarias. Cada último domingo de octubre pasamos al horario de invierno, mientras que el último de marzo se adelanta la hora para adentrarnos en el verano.

Este trastorno se produce para ahorrarnos energía, según han demostrado estudios de los mejores científicos de España. La idea es cambiar reloj para despertarnos antes y gastemos menor luz y recursos artificiales.

Todo esto es muy caro y a pesar de los grandes costos que pueden tener para las personas, el desperdicio de energía aún es un mal común en nuestras ciudades. En realidad es algo que tiene muchos años, desde la primera guerra mundial y con el mismo fin.

Desde el año 1996 se produce en octubre, retrasándolo un mes, ya que antes de ese momento se producía a finales de septiembre. Lo más interesante es que no solo se produce en España, sino en la mayoría de Europa y en todos los países, pero no siempre es el mismo día.

Así es como nos encontramos hoy en día, que a pesar de que haya pasado mucho tiempo con este hábito aún es una quimera para toda la población en general. A las personas se les hace muy complicado cambiar sus hábitos de un día para otro.

Por eso es que hemos querido desarrollar este artículo, como una forma de ayudarte para entender el porqué del cambio horario y cómo puedes adaptarte a él rápidamente, ya que no durará solo unos días sino aproximadamente seis meses.

Con estos hábitos estarás listo en menos tiempo de lo que crees.

Related posts

Leave a Comment